Al cierre: el rescate de España no está en la agenda de la cumbre, pero se le espera - Vídeos - Bolsa.com
Al cierre: el rescate de España no está en la agenda de la cumbre, pero se le espera
Vídeo publicado por Ricardo González · 18 Oct, 18:38 h ·  154 vistas · Ver otros vídeos
Debes estar registrado en Bolsa.com para poder ver nuestros videos.
Si todavía no estás registrado pincha aquí
BOLSAMANIA
El pasado domingo hizo un año desde que Paul Donovan, entonces consejero delegado de UBS, definiera una de las reuniones del G20 como aquellos encuentros en los que los líderes mundiales se limitaban a beber champagne y comer foie gras. Doce meses y cuatro días después, el mercado ya ha escarmentado y asume que de la cumbre que esta tarde ha comenzado en Bruselas no saldrá nada. “Los líderes europeos solo pueden irse por la tangente y bordear el camino hacia un bloque económico y político más unificado, en lugar de escarbar por ahí tratando de evitar la desintegración como han hecho en anteriores reuniones”, opina Jonathan Sudaria, trader de Capital Spreads en Bloomberg. Sudaria, al menos, cree que con esta lección aprendida, los políticos demuestran algo menos de “inutilidad”.

Para José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, la cumbre de hoy se tiene que analizar de forma conjunta con la de diciembre: “Se deben poner encima de la mesa los temas que se tienen que clarificar a final de año. Todos, los mercados incluidos, se conforman con un calendario de aplicación de los procesos de integración. Al final, tener un horizonte claro. El gap con el nerviosismo de los mercados estará cubierto por los bancos centrales”.

Conformismo es lo que queda después de 22 cumbres desde que, a finales de 2009, estallara la “tragedia griega”. Las autoridades europeas han sido de hecho las primeras en enfriar los ánimos, al asegurar que no se tomarán decisiones de calado. No en vano, en la agenda oficial de la reunión solo se recoge como tema de relevancia a tratar la unión bancaria, cuyos principios básicos (supervisión y fondo de depósitos comunes) nacen ya ligados a las diferencias entre los principales socios de la Unión Europea (UE). Alemania no quiere que el Banco Central Europeo (BCE) vigile a todas las entidades del Viejo Continente, porque asegura que no dispone de capacidad suficiente. Sin la supervisión común no se permitirá la recapitalización directa a la banca desde el fondo de rescate permanente de la Zona Euro (ESM por sus siglas en inglés), vital, por ejemplo, para que el rescate a los bancos españoles no contagie a la deuda soberana del país.

El propio comisario de asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea (UE) ha reconocido, a su llegada a la capital europea, que las negociaciones entre los países miembros “no son una escalera hacia el cielo, pero son más que vapor de agua”. Olli Rehn se ha comprometido a cerrar un acuerdo sobre la legislación para la supervisión bancaria de aquí a final de año, e implementar las medidas a lo largo de 2013.

De momento, y cuando ni siquiera han atravesado el quicio de la puerta del edificio donde se celebra la cumbre, los líderes ya se han contradicho sobre la propia agenda de la reunión. La canciller alemana, Angela Merkel, le prometía al Bundestag esta mañana, antes de partir hacia Bruselas, que el primer ministro de Grecia, Antonis Samaras, aprovechará esta cumbre para entregar un informe sobre el país. Mark Rutte, su colega holandés, ha indicado que “probablemente, Grecia no estará en la agenda”.

Se antoja complicado que los líderes de Estado y de Gobierno de “Los 27” no hablen de una economía a la deriva que golpea los cimientos del Euro desde hace tres años y que en la calle se materializa hoy en la novena huelga general desde que comenzó este ejercicio.

Tampoco parece razonable que no traten el tema de moda: el rescate de España. La ayuda para España “no está” en la agenda, pero “sí se la espera”, al menos eso descuentan las Bolsas que, en las últimas dos sesiones han subido con fuerza, sobre todo en el caso del Ibex 35. Hoy el índice español se ha tomado un respiro, y ha cerrado con una leve recogida de beneficios del 0,34%, y mañana partirá desde los 8.100,3 puntos. El resto de plazas europeas han terminado con compras del 0,5% de media. “La corrección del Ibex es mínima”, subraya el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez, quien recuerda que aunque el selectivo hubiera caído finalmente un 1%, como en algunos momentos del comienzo de la sesión, “tras un rally del 6% en dos sesiones hubiera sido insignificante”. Rodríguez es optimista porque cree que el mercado está fuerte “y con ganas de superar los máximos de septiembre y no duden que los batirá”. Eso sí, este experto aconseja paciencia porque, de hecho, consideraría sano que “drenáramos parte de los últimos excesos antes de seguir subiendo”, esto es, corregir hacia los 7.940 puntos (hueco alcista de ayer).

También esperan el rescate de España los inversores en deuda soberana del país. Hoy han vuelto a mostrar sus esperanzas al propiciar una subasta “bien recibida”, como la define Nicholas Spiro, de Spiro Sovreign Strategy, en las páginas de The Guardian. Los costes de todos los tramos colocados (3, 4 y 10 años) han bajado, pero la demanda en la deuda a más largo plazo, la más importante y la que no se vería beneficiada por las compras de bonos del BCE, ha caído. Spiro advierte que la mejora del sentimiento hacia España no tiene que ver con los fundamentales del país, sino con la esperanza de que haya un rescate.

En CNBC algunos expertos señalan que esa esperanza podría no materializarse en “meses”. Jane Foley, estratega de Rabobank, explica que el Gobierno de Rajoy podría pensar que no es necesario pedir la ayuda, ya que la tensión en los mercados se ha relajado, y recuerda resignada que “por lo general, para conseguir algo de los políticos, los mercados deben forzarles”.

María Gómez
  Etiquetas:
  Cotizadas asociadas: IBEX35

 0 comentario »

Compartir es Ganar  -  Bolsa.com iClicko Technologies & Communities Infobolsa
9 usuarios on-line  |   Aviso legal

DirecciónC/ Francisco Silvela 47, 1-B - 28028 Madrid