Al cierre: el Ibex convierte en subidas la tediosa espera del BCE - Vídeos - Bolsa.com
Al cierre: el Ibex convierte en subidas la tediosa espera del BCE
Vídeo publicado por Ricardo González · 04 Sep, 18:37 h ·  199 vistas · Ver otros vídeos
Debes estar registrado en Bolsa.com para poder ver nuestros videos.
Si todavía no estás registrado pincha aquí
BOLSAMANÍA:
El Ibex 35 ha cerrado hoy con una subida del 0,73%, aunque no ha conseguido aguantar por encima de los 7.500 puntos como sí ha hecho durante buena parte de la sesión. Termina en los 7.488 puntos. Mientras, el resto de plazas europeas centrales, esto es, París y Frankfurt, han cerrado la jornada del martes con caídas del 1,25% de media. Para ser fieles a la realidad, hay que recordar que ayer el selectivo español apenas salvaba la sesión con un cierre plano, mientras que Dax y Cac subían alrededor del 1%. En resumen, las Bolsas europeas han “vuelto al cole” en stand by, y lo que ganan un día, lo pierden al siguiente.

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, explica que “los mercados viven de la inercia del verano, o de la inercia de los argumentos que dominaron el verano: la posibilidad de que los principales bancos centrales tomen de nuevos decisiones de expansión monetaria. Esto explicaría la combinación de poco volumen, subidas de precios, pero pocos compradores, y que todos los mercados se beneficien. Es difícil perder dinero a muy corto plazo en un mercado como este”.

Las Bolsas están a la espera de su primer examen, que llega con el curso recién empezado: la reunión del Banco Central Europeo (BCE) este jueves. Desde que el presidente de la entidad, Mario Draghi, asegurara a finales de julio que el BCE haría “todo lo necesario para salvar el Euro”, los inversores han protagonizado un verano de subidas que podría llegar a su fin si el jueves no se detalla el plan de ayuda para países con problemas de financiación como España o Italia.

Cuesta creer que los inversores aún tengan fe ciega en una reunión del BCE, después de la larga lista de decepciones que se han sucedido desde que comenzó la crisis de la deuda soberana en Europa. Además, es raro encontrar alguna previsión de expertos para esta reunión en la que no se emplee la expresión “miedo a la decepción”. Como en el caso del Foro Económico de Jackson Hole del pasado viernes, en el que se esperaba con expectación al presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, los inversores no deberían extrañarse si no pasa nada el jueves.

Resume muy bien este “modo de espera” mezclado con miedo a la decepción un estratega de Nordea Bank en Bloomberg: “Los inversores no están dispuestos a moverse mucho antes de la reunión del BCE (…) El presidente debería revelar los detalles de lo que planea hacer. Los inversores tienen un límite en su tolerancia a la ausencia de noticias”, advierte Henrik Drusebjerg.

De producirse el anuncio del plan para intervenir en los mercados de deuda, o incluso, de conocerse los detalles, todo quedaría además a la espera de que se pronunciara el tribunal constitucional alemán, que hasta el día 12 de este mes no decide sobre la compatibilidad del fondo de rescate permanente de la Zona Euro (ESM, por sus siglas en inglés) con la legislación germana. Este mecanismo de estabilidad es imprescindible para articular el supuesto plan de Draghi. Según las hipótesis que se barajan, el plan de compra de deuda condicionado, rescate o ayuda, como se le quiera llamar, constaría de los siguientes varios pasos.

En primer término, el Gobierno que pidiese la ayuda debería solicitarla de manera formal a los mecanismos de rescate (EFSF y ESM, permanente y temporal, respectivamente). A cambio del cumplimiento de unas condiciones concretas, esos fondos intervendrían en los mercados de deuda primaria, es decir, comprarían directamente en las subastas del Tesoro del país en cuestión, mientras que el BCE intervendría en el mercado secundario de deuda a corto plazo para relajar los costes. Los asuntos más relevantes son lo imprescindible de la petición formal por parte del Gobierno que necesita la ayuda, y la inevitable condicionalidad.

De momento, la esperanza de una intervención del BCE sirve al mercado de deuda español para relajarse, sobre todo, el de la deuda a corto plazo. Hoy, la rentabilidad del bono a dos años ha vuelto a caer con fuerza hasta el 3,11%, los costes más bajos desde principios del mes de abril y con un diferencial respecto al bono a 10 años español de 352 puntos básicos, un récord desde 1993. Este positivo comportamiento de la deuda se produce a solo dos días de una subasta del Tesoro en la que se colocarán bonos a este vencimiento, y también a tres y cuatro años. La prima de riesgo se ha relajado hoy hasta los 518 puntos tras empezar la sesión en los 550 enteros.

La jornada del martes deja además dos protagonistas en el terreno empresarial que son un claro ejemplo del conocido “cara y cruz”. La cruz es, un día más, Bankia. Cual “pozo sin fondo”, la entidad nacionalizada recibirá una inyección de 4.500 millones de euros por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), a modo de adelanto de las ayudas europeas que aún están por llegar. El banco ampliará capital por dicha cantidad y será el organismo dependiente del Banco de España el que la suscriba. Esta cantidad coincide con las pérdidas semestrales que presentó Bankia el pasado viernes. No extraña que los siempre críticos con España del semanario británico The Economist encuentre motivos para hablar de Bankia como “el símbolo de que todo ha salido mal”.

La “cara” es Banco Santander. La entidad que preside Emilio Botín ha anunciado hoy la salida a Bolsa de su filial en México, en una operación con la que esperan captar 3.413 millones de euros. Bill Rudman, analista de Blackfriars Asset Management, ha advertido a Bloomberg que “los problemas de Santander en España (necesidades de capital por las provisiones para los activos inmobiliarios) son también un problema para los accionistas del resto de filiales de la entidad”. Sin embargo, este experto cree que los inversores darán la bienvenida a este estreno bursátil, porque en el mercado mexicano escasean los bancos cotizados. Uno de ellos, es Bancomer, que pertenece al clásico competidor nacional de Santander, BBVA.

María Gómez
  Etiquetas:
  Cotizadas asociadas: IBEX35

 0 comentario »

Compartir es Ganar  -  Bolsa.com iClicko Technologies & Communities Infobolsa
20 usuarios on-line  |   Aviso legal

DirecciónC/ Francisco Silvela 47, 1-B - 28028 Madrid