Email:   Contraseña  
  
Ya somos 24900 personas en Bolsa.com - 10 on-line

El desempleo es una realidad. Salir de él hoy, casi una quimera: por Francisco Fernández Reguero

Nuevo “aviso para navegantes” de nuestro colaborador Francisco Fernández Reguero (Desde mi atalaya) .

El desempleo es una realidad. Salir de él hoy, casi una quimera

El viernes me tocaba. Tocaba ir a la oficina del desempleo para renovar la demanda y solicitar la prestación, después de la reposición de 180 días por provenir de un ERE.

Aunque la cita la tenía a primera hora, se demoró mi turno casi una hora. En ese tiempo, mientras estaba en la zona de espera había desempleados de todo tipo y condición haciéndome compañía. A la vista, el drama de las colas del desempleo. Padre e hijo que iban a renovar documentación, ambos parados. Matrimonios, parados. Hermanos que allí coincidían, también parados. Ex-compañeros de trabajo que allí se daban cita. Otros, más jóvenes, explicaban a los conocidos ¿cómo fue lo suyo?… la sensación era de estar en el bar del pueblo, de tertulia obligada.
Desde aquél día no dejo de pensar en nuestra clase política. Recuerdo que hacia el año de 1.977 hubo una gran manifestación porque España llegaba al millón de parados… aún recuerdo la gran pancarta que dirigía la manifestación. Como era de esperar, aquella manifestación acabó a “palos” con los “grises” y encerrados en una iglesia junto al Guadalmedina. Estos años setenta, preludio de la democracia, eran tiempos de reivindicaciones de todo tipo después de la dictadura. Muchos de nuestros políticos, allí se formaron, en el ambiente de la dictadura y prolegómenos de la democracia.
Resulta paradójico que después de las primeras elecciones generales, ni PP ni PSOE dieran una solución efectiva a este drama. Tampoco la dieron los sindicatos, ni las organizaciones empresariales por la parte que les correspondía. Uno, con la distancia que ya da el tiempo transcurrido, piensa ¿Qué hicieron? ¿Qué era más importante que promover empleo duradero?

0 Respuestas a “El desempleo es una realidad. Salir de él hoy, casi una quimera: por Francisco Fernández Reguero”


  • Sin comentarios

Dejar un comentario