Email:   Contraseña  
  
Ya somos 30764 personas en Bolsa.com - 8 on-line

Archivos de la categoría 'Estadisticas'

11 de Enero, estadística IBEX

Finalizamos la semana con una de las peores estadísticas para el día de mañana. Prácticamente un 62% de los días hemos acabado en negativo en este día. Una de las peores estadísticas de Enero. No obstante la volatilidad ha sido bastante contenida, por lo que podemos espera un día malo, pero con poco movimiento.

La rentabilidad media del día sin embargo es positiva. En este caso y al considerar días concretos este ha podido caer desde Lunes a Viernes. En este caso toca Viernes, que sorprendentemente  es el día mas positivo del IBEX durante toda su historia. Esperamos que esto ayude a que esa lluvia sea leve y mejores la estadística del día.

Si quieres consultar otras estadistísticas puedes hacerlo aqui.   Estadistica IBEX

Si conoces algún evento significativo que hubiera sucedido el 11 de Enero, por favor déjanoslo en un comentario

Bonos españoles y alemanes propiedad de extranjeros

Desde perpe.es:

El gráfico de esta semana representa el porcentaje de bonos del gobierno en manos de no residentes en España y Alemania desde el año 1997.

Otra manera de medir el miedo actual a los países periféricos de la Zona Euro consiste en comprobar si los inversores extranjeros han retirado activos de la deuda pública. Como se observa, la tendencia de salidas es clara desde el primer trimestre de 2007. En aquél momento, los no residentes representaban un máximo del 51.5% del total de la deuda pública emitida en España, que ascendía a 366,588 millones de euros. A finales del primer trimestre de este año, este porcentaje ha descendido hasta el 30%. La deuda del gobierno en este momento es de 707,355 millones de euros, por lo que el incremento que se ha producido en los últimos 5 años es nada menos que del 93%.

Por el contrario, y aunque no aparece representado en el gráfico, los bancos nacionales tenían en sus balances un mínimo histórico del 18.5% a principios de 2007, prácticamente la mitad que el 36.5% que representan en la actualidad, pasando de tener un valor de 67,994 millones hasta los 258,022 millones de euros.

La situación en Alemania es totalmente opuesta, dónde claramente los inversores extranjeros han estado aumentado continuamente su porcentaje en la deuda del país. Cada vez que se produce una subasta de deuda se pone de manifiesto este efecto, con unos tipos de interés del bono a 10 años en mínimos históricos por el miedo a una ruptura de la moneda única. De hecho, si se tiene en cuenta la inflación, no hay duda que están pagando tipos negativos desde hace algún tiempo.

Al inicio de 1998, los no residentes tenían en su poder el 31.7% de los bonos del gobierno alemán, mientras que ahora alcanzan un máximo del 57.3% del total que asciende a 1,761,941 millones de euros. Como comparativa con el dato anterior en España, cabe señalar que la deuda de Alemania ha aumentado sólo un 14.5% desde el año 2007.

Como era de esperar, los que han reducido peso en la deuda han sido los bancos del país, desde un 54.3% en 1998, pasando por el 33.4% hace 5 años, hasta llegar ahora a níveles del 22.3%.

Las cifras hablan por sí solas, y cada vez parece más difícil y costosa la financiación del gobierno de España, debido a la desconfianza de los inversores internacionales en el país. Esos mismos inversores están buscando refugio en países que consideran seguros, como Alemania y algunos otros, en los que pagan incluso rentabilidades negativas por los bonos del gobierno que adquieren en las subastas o en el mercado secundario.

 

Probabilidades de reelección de Obama frente a Wall Street

Según los datos ofrecidos por Intrade.com las probabilidades de que Obama gane su carrera por la reelección han ido en aumento desde que tocó sus mínimos a mediados de septiembre pasado. Teniendo en cuenta tan sólo la semana pasada, las probabilidades aumentaron del 54% al 56,6%.

Los compañeros de bespokeinvest han superpuesto las probabilidades acerca de la reelección de  Obama frente a un gráfico del S & P 500 que se remonta a 2010. Como puede observarse, los mínimos de Obama en cuanto a probabilidades de reelección se produjeron al mismo tiempo que el mercado de valores hizo su último mínimo. Seguramente, el equipo de Obama está observando el mercado de valores con tanta atención como cualquier otra encuesta relacionada con la campaña electoral de EEUU.


 

Ibex 35: Lo mejor y lo peor de la semana

Como cada fin de semana, es momento de repasar lo que han dado de sí estos 5 últimos días dentro del parqué español, que en su selectivo principal Ibex 35 ha ascendido un 2,35%. Ascensos, que han logrado dar la vuelta al alza de  la media móvil de 30 semanas, pero no olvidemos que todavía mantiene una fortaleza relativa que lo sitúa como uno de los índices más débiles a nivel internacional. Como comentábamos la semana pasada, el aumento de volumen de estas últimas semanas es una nota positiva para el índice, aunque este simple hecho no es suficiente como para cambiar las perspectivas de mantenerse al margen del selectivo nacional.

El valor más destacado de la semana es Mediaset con ascensos prácticamente de un 10% semanal.  No obstante no nos dejemos engañar por los fuertes ascensos, a día de hoy el valor sigue débil, debilidad que dicho sea de paso también afecta al sector. Mientras el sector y el valor no den por finalizada esta debilidad, lo mejor es mantenerse al margen, especialmente si tenemos en cuenta la debilidad que también azota el mercado nacional.

Por el lado de los descensos, esta semana aparece repsol, que cede un 3,23% con respecto al cierre de la semana pasada. El valor se encuentra en una zona de soporte que coincide con la media móvil de 30 semanas, un hecho que apoya frente a un posible rebote. No obstante, la debilidad en la que se ha visto sumergido el valor estas últimas semanas, no recomiendan la toma de posiciones, ya que en el mejor de los casos, estamos hablando de un valor que rendirá menos que la media.

¡Feliz fin de semana!

Ricardo González: Analista de bolsa.com

 

 

 

 

Puedes seguirme en Twitter como @RicardoEsBolsa

Sistema automático de trading basado en Gaps

Siempre me ha gustado intentar desarrollar indicadores y sistemas para intentar introducir nuevos elementos en mi operativa que mejoren mis resultados. Hace ya un tiempo, decidí suscribirme a la revista Stock & Commodities. A pesar de que por regla general no más de un 30% del contenido me resulta interesante, siempre hay algún artículo que me hace pensar o me da ideas para nuevos desarrollos o pruebas.

Sin embargo, también hay artículos que me molesta que incluyan en la revista, porque a mi modo de ver, no ofrecen ningún valor añadido y sólo sirven para rellenar páginas. Ayer, releyendo un número atrasado, me topé con uno de ellos. El artículo comentaba a grandes rasgos cómo podemos realizar operaciones basándonos en los “gaps”.

El contenido del artículo

El concepto de “gap” que utilizan, es el de un gap de apertura que no se llega a cerrar durante el día, es decir, cuando el mínimo de hoy es mayor que el máximo de ayer (gap alcista) o cuando el máximo de hoy es menor que el mínimo de ayer (gap bajista). La idea subyacente es que los gaps se pueden entender como una muestra de la fuerza alcista o bajista (según la dirección del gap) existente en dicho momento. Sin embargo, a veces pueden ser roturas en falso, por lo que intentan filtrar éstas teniendo en cuenta sólo las señales al día siguiente del gap cuando se supera el máximo del día anterior para movimientos alcistas o el mínimo del día anterior para movimientos bajistas. Además, como siempre conviene operar en el sentido de la tendencia principal, sólo tienen en cuenta los gaps alcistas cuando el precio se encuentra por encima de la media móvil de 200 días y los gaps bajistas cuando el precio está por debajo de dicha media.

En el artículo, ponen algún que otro gráfico con ejemplos, donde funciona maravillosamente y comentan que aunque no es un sistema en sí, ya que no contemplan ningún tipo de stops, puede servir como base de algún sistema.

A estas alturas, os estaréis preguntando qué tiene de malo este artículo o porqué me molesta que lo incluyan en la revista… No es que esté en contra del artículo en sí, ya que es una idea más que puede ser válida o no, lo que no me gusta es el hecho de que vendan la idea como algo bueno, incluyan un par de gráficos donde funciona correctamente, pero no hagan una prueba de backtesting para ver realmente qué números arroja esta idea. Porque… siempre puedo encontrar algún gráfico donde un patrón se comporte como yo quiero, pero ¿significa eso que el patrón se va a comportar así siempre que aparezca?

El sistema

Así que he decidido hacer yo mismo la prueba y salir de dudas. He creado un sencillo sistema que voy a ejecutar sobre datos de 10 años de 500 valores distintos. Las condiciones de entrada son:

Entrada largos (1000€ por operación)

  • Precio de cierre > SMA(200)
  • Máximo de ayer < Mínimo de hoy
  • Compra con stop en el máximo de hoy.

Entrada cortos (1000€ por operación)

  • Precio de cierre < SMA(200)
  • Mínimo de ayer > Máximo de hoy
  • Venta con stop en el mínimo de hoy.

Como mi objetivo es conocer el porcentaje de aciertos en la entrada para ver si realmente tenemos un “edge” o no, la única condición de salida que he introducido es el cierre de la operación a los “n” días, variando este número “n” entre 2 (ya que recomendaban una pronta salida) y 50. Teniendo en cuenta que un 50% de aciertos sería el resultado esperado de una entrada aleatoria (de hecho algo más si operamos en el lado largo), a este sistema debería pedirle un mínimo de un 55% para considerar que me aporta un valor añadido.

El Resultado

Después de ejecutar las pruebas, el resultado (sin tener en cuenta comisiones o slippage) es el siguiente:

Entrada largos






Entrada cortos






Conclusión

Después de ver los resultados, pienso que si alguien quiere realmente utilizar esta idea en su operativa, necesita mucho trabajo extra. Tal y como está planteada ofrece un panorama a largo plazo bastante ruinoso.

El porcentaje de aciertos tanto en el lado corto como en el largo es bastante bajo, lo que me sugiere que la idea como tal no me da una ventaja significativa con respecto a una entrada al azar. Pero no sólo este es un mal dato, el resto de los números son también bastante pobres.

Hemos de tener en cuenta que la prueba está realizada sin comisiones ni slippages, si hubiesemos tenido en cuenta estas, probablemente perderíamos en ambos lados. Si nos fijamos, el beneficio medio máximo en el lado largo son 20€ por operación, si a eso le descontamos las comisiones… nos queda realmente algo?

El lado corto es claramente perdedor. El lado largo, nada bueno. Puede ser que filtrando mucho más las operaciones con algunas condiciones adicionales mejoremos el resultado, pero si la base del sistema es esta, los pilares son un poco frágiles.

Ricardo González: Analista de bolsa.com

 

 

 

 

Sígueme en twitter: @RicardoEsBolsa

Gestión de capital: Drawdown – Runup

Muchas veces se habla de la importancia de la gestión de capital en nuestra operativa como una forma de preservar el capital de nuestra cartera y conseguir el éxito en nuestro trading.  Pero en la mayoría de las ocasiones lo tomamos como un acto de fe, sin saber realmente de qué manera una u otra gestión varía los resultados de nuestra operativa.

Por eso, he querido hoy hablar de un método de gestión de capital denominado “Drawdown – Runup” y compararlo con su versión “descafeinada” más conocida por nosotros. Seguir leyendo ‘Gestión de capital: Drawdown – Runup’

La F óptima en la gestión de capital

f óptimaUno de los métodos de gestión de capital más de moda consiste en utilizar la “f óptima” como ayuda para dimensionar el tamaño de las posiciones que tomamos en nuestra cartera. Sin embargo, no muchos de los que utilizan este método entiende realmente lo que la “f óptima” determina. Por eso he querido hoy hablar sobre ella e intentar desvelar “sus secretos”.

Pero para poder entender mejor la “f óptima”, debemos partir de otra fórmula también utilizada en la gestión de capital, la fórmula de Kelly. La fórmula de Kelly representa el valor óptimo de nuestro capital que debe invertirse para conseguir la máxima ganancia. Invirtiendo más o menos de ese valor, no se conseguirá una ganancia superior.

Esta fracción óptima viene dada por la siguiente fórmula (esperanza matemática / ratio win loss):

F opt = [(1 + Wm/Lm ) * P - 1 - Cm/Lm ] / (Wm/Lm)

siendo:
Wm = Ganancia media
Lm = Perdida media
P = Probabilidad de acierto
Cm = Comisión media

Sin embargo, la fórmula de Kelly presenta inconvenientes al utilizarla en la gestión de capital asociada a los mercados financieros. Con esta solución se obtiene una media geométrica con potencial máximo, sin embargo esta sólo es válida cuando las ganancias y las pérdidas son constantes. En caso de no ser así, provoca grandes oscilaciones en el valor de la cartera. Y como todos sabemos, las ganancias y pérdidas constantes es este mundo no están a la orden del día, por lo que esta solución no es fiable para gestionar capital de carteras de valores.

 

La F óptima

Para intentar resolver este problema, Ralph Vince propuso la “f óptima” en Portfolio Management Formulas, Willey & Sons, New York, 1990.

La “f óptima” viene a solucionar el problema inherente a la fórmula de Kelly, intentando maximizar la media geométrica partiendo de un escenario en que los beneficios y pérdidas tienen diferentes tamaños. Su cálculo resulta algo más complicado y exige realizar cálculos iterativos para cada nueva operación. Pero la “f óptima” tampoco es perfecta ya que, al igual que en la fórmula de Kelly, las oscilaciones son mayores cuanto mayor es la desviación estándar de las operaciones.

La forma de calcular la “f óptima” sería a través de la fórmula:

Net profit = (1 + f * op1 / MP) * (1 + f * op2 / MP) * ...

siendo:
Net profit = Resultado neto que queremos maximizar
f = fracción óptima (variable que modificaremos para maximizar el Net profit)
opx = resultado operación
MP = máxima pérdida hasta el momento.

 

La “f óptima” sin embargo tampoco es perfecta. Ésta se calcula en base a datos pasados y no existe garantía alguna de que esta situación permanezca más o menos homogénea en el futuro. Pero el hecho de calcular la fracción óptima para cada nueva operación resuelve en parte este problema.

Pero aún así, con la “f óptima”, se trabaja sobre el vértice de la “campana”, en una zona de riesgo elevadísimo ya que en momentos de altas ganancias puede recomendar arriesgar por ejemplo el 60% de nuestra cartera. Intolerable, para cualquier gestor profesional.

Debido a este problema, se han buscado algunas alternativas, entre las cuales se encuentra diluir la “f óptima” al 10%. Este porcentaje es un valor que viene determinado por el hecho de que en una situación de ganancias más o menos constante, la “f óptima” puede encontrarse en el entorno del 60%. Como una gestión de capital correcta recomienda no arriesgar más del 6% de nuestro capital, ese es el motivo de que se diluya la “f óptima” por 10. Sin embargo, existen otras opciones como buscar el valor que maximice nuestro profit-factor o el Ratio de Sharpe, o minimice el drawdown.

Ricardo González