Email:   Contraseña  
  
Ya somos 30761 personas en Bolsa.com - 8 on-line

Archivos del mes mayo, 2012

Al cierre: Wall Street pierde un 6% en el mes de mayo

Los inversores neoyorquinos dieron carpetazo al peor mes en renta variable en 24 meses. Wall Street tuvo que digerir este jueves muchas noticias negativas: malos datos de empleo y crecimiento sobre la economía doméstica, tormenta de noticias sobre un posible rescate de España, desplome de las materias primas, etc. Pero en el último tramo de la sesión, y tras mucho navegar entre dos aguas, los principales indicadores bursátiles lograron minimizar las pérdidas de la mano de Grecia. Eso sí, el balance mensual fue demoledor.
La sangría bajista se contuvo en la última media hora de negociación. Finalmente, el Dow Jones de Industriales, que protagonizó llegó a caer más de un punto porcentual, dio su último cambio en los 12.393,45 puntos, tras restar un 0,21%; mientras que el Standard & Poor’s bajó un 0,19%, hasta los 1.310,82 puntos. El índice de composición tecnológica Nasdaq retrocedió un 0,35%, hasta las 2.827,34 unidades.
El tono negativo de la sesión no ayudó a minimizar las pérdidas de un mes para olvidar. Desde mayo de 2010 no conocía el Nasdaq un batacazo de tal magnitud. El indicador que aglutina a las principales compañías tecnológicas se ha dejado un 7,19% durante los últimos 31 días. Por su parte, el S&P sufrió un varapalo del 6,26%, el mayor desde septiembre del año pasado; mientras que las “blue chips” despiden mayo con caídas del 6,21%, el más “sangrante” desde mayo de 2010.

Comportamiento mensual de los principales índices:

Los futuros con vencimiento en julio sobre el barril de crudo caen -1,06%, hasta $86,52, en el Nymex, mientras que los bonos del tesoro a 10 años de EEUU caen hasta el 1,574%. por su parte, el Euro sigue despeñándose con un ligero -0,03%, hasta $1,2363.

Por el momento ProRealTime sigue sin suministrarnos datos sectoriales de la jornada, aunque a estas horas ya podemos decir que según los datos de la New York Stock Exchange las mayores ganancias se han registrado en Aerolíneas (+3%) y Bancos (+1%).

El tiempo es oro

Leído en la red de blogs de bolsa.com (Ana Rafels)

Hace algunas semanas que no escribo y lamentablemente, el escenario de fondo no ha hecho más que recrudecerse. Ante la falta de acuerdo o acercamiento de posturas entre los líderes europeos y a pesar de lo crítica de la situación, Europa sigue sin contar con medidas contundentes que permitan gestionar la crisis de deuda actual de modo más eficiente. Mientras tanto, aquel pequeño problema que era Grecia, se ha convertido en un grave problema que tras pasar por Irlanda y Portugal, ahora tiene a España, y en segunda instancia a Italia, en el centro de la diana. Un problema que en ausencia de freno, amenaza seguir arrasando con todo. Lamentablemente parece que no se aprende de los errores del pasado y Europa sigue con esa temeraria estrategia de comprar tiempo ¿Cuánto tiempo más? Con la rentabilidad del bono alemán en mínimos históricos, la rentabilidad del bono español a 10 años rondando el 6,7% y la renta variable de camino a los mínimos de 2.003, creo que no me equivoco si digo que el tiempo es oro.

clip_image002

Mientras tanto, la economía mundial tampoco alivia la situación. La desaceleración de los países emergentes sigue su curso y el buen comportamiento de los indicadores económicos en las principales economías desarrolladas en el primer trimestre, es evidente que no continuará en el segundo trimestre del ejercicio. Un escenario, que de tener continuidad, devolvería las preocupaciones a EEUU (techo de gasto, preocupación por el crecimiento)… pero alimentaría la posibilidad de que la FED continúe con los estímulos (bien extendiendo la operación twist, bien con un QE3) y ya sabemos que esto gusta a los mercados. En ese caso espero que alguien se plantee, ¿será el definitivo? ¿Se hará llegar a la economía real o una vez más, tan sólo servirá para engrosar la deuda del país y sostener a bancos y mercados?
Con todo, la renta variable euro se ha visto afectada por la potenciación de la crisis de la periferia euro y por un elemento añadido más; la pérdida de ritmo de las plazas USA. Aquellos síntomas de agotamiento a los que aludíamos semanas atrás, han confirmado nuestros temores y han dado paso a un movimiento correctivo que se ha llevado por delante los soportes a considerar para el corto plazo (12.700 del Dow Jones, 1.340 de S&P500 y 2.575 del Nasdaq). Ahora, en la medida que las plazas USA no sean capaces de recuperar estos niveles, el escenario de continuidad bajista seguirá activo con catalizadores en los 12.335-12.200 del Dow, los 1.280 del S&P y 2.470 del Nasdaq.

clip_image004

El PIB de la India se desacelera

La economía de la India registró en los tres primeros meses del año una expansión interanual del 5,3%, una cifra que queda lejos del crecimiento del 6,1% experimentado en el trimestre precedente y del alza del producto interior bruto (PIB) del 9,2% registrado en el mismo periodo de 2011, según los datos publicados por la Oficina Central de Estadística.

Se trata del peor dato de crecimiento de la India desde 2003, constatando que el impacto de la crisis europea en los flujos comerciales es incluso superior al registrado tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.

El Gobierno indio encabezado por el primer ministro Manmohan Singh ha establecido un objetivo de crecimiento anual del 9%.

¿Cómo se ve a España desde fuera?

Crisis es la palabra de moda en Madrid. Se puede elegir: crisis de liquidez, crisis de deuda, crisis bancaria, crisis económica, crisis de confianza, crisis inversora, crisis de empleo. España, el último país en tener problemas en la Eurozona, las tiene todas.

A medida que los problemas crecen, el Gobierno del presidente Mariano Rajoy, que apenas lleva cinco meses en el poder, parece asediado. Los altos cargos se muestran tensos y reacios a hablar abiertamente por temor a cometer un error. Quienes planifican las políticas se contradicen unos a otros. Los planes siguen cambiando. Los mercados financieros se tambalean en medio de la incertidumbre. La pesadumbre en los pasillos ministeriales es palpable. Gobierno, BCE y FT: el triángulo de la confusión sobre el rescate de Bankia.

El último planchazo: tras semanas insistiendo en que uno de los grandes bancos del país, Bankia, no necesitaba nuevos fondos, los ministros lanzaron la bomba el viernes pasado cuando reconocieron que había un agujero de 23.000 millones de euros en sus cuentas. Aún tienen que explicar claramente cómo van a encontrar el dinero cuando ya atraviesan dificultades para financiar una deuda nacional que va en aumento.

El efecto de las noticias de Bankia sobre los frágiles mercados financieros fue devastador. La bolsa cayó a mínimos de nueve años, el euro se hundió y los inversores huyeron de la deuda del país, colocando el rendimiento en torno al 7%, similar al que tenían los miembros de la eurozona Irlanda y Portugal cuando se vieron forzados a pedir un rescate a Bruselas.

Si escuchas al Gobierno, da la impresión de que los extranjeros están equivocados: España ha vivido por encima de sus posibilidades demasiado tiempo y ahora atraviesa un periodo de ajustes dolorosos pero necesarios para reducir el sector público, recortar el gasto e impulsar la competitividad. Se está haciendo lo correcto. El Gobierno de Rajoy es serio, comprometido y disfruta de una cómoda mayoría parlamentaria.

Los responsables oficiales consultados dicen que en el extranjero no se entiende que España ha incrementado sus exportaciones más que ningún otro país europeo en los últimos tres años, que ha reformado su mercado laboral, recortado los costes en la producción y saneado los problemas de sus bancos, que pusieron demasiado entusiasmo en financiar una gran burbuja inmobiliaria que estalló hace cuatro años.

Ahora, según los ministros, Madrid necesita tiempo y algo de ayuda y apoyo de sus socios europeos para superar la fase más difícil de la crisis y dar tiempo para que las reformas funcionen.

Se acaba el tiempo y las ideas

Lamentablemente, el tiempo se está acabando. Pese a las nuevas propuestas de Bruselas el miércoles, que podrían ir de algún modo a ofrecer lo que Rajoy quiere – si logran superar el tortuoso proceso de toma de decisiones de la Unión -, el peso pesado europeo, Alemania, aún tiene que cumplir la lista de deseos de España.

Los españoles están nerviosos. Algunos directores de periódicos hablan de llamadas de la ciudadanía indecisa con qué hacer con su dinero, pidiendo consejo. Las anécdotas también incluyen a los ricos que se llevan el dinero a la relativa seguridad de Londres, Alemania o Francia. Los agentes londinenses de la propiedad Savills y Knight Frank dicen que el número de compradores españoles creció entre un 14 y un 21% en abril frente a la media de hace seis meses. Los datos oficiales de depósitos bancarios se publican con algo de retraso: las últimas cifras, de abril, saldrán en breve.

Los banqueros españoles insisten en que no habrá una huida de clientes. Pero en privado, los ministros muestran claramente su deseo de ver en marcha rápidamente medidas de garantía de depósitos para evitar el riesgo de lo que podría ser un acontecimiento catastrófico. Hay muestras de que el Banco Central Europeo está a favor de las garantías de depósitos.

Los problemas crecen en otros frentes. Dado que el coste de recibir prestado se dirige rápidamente hacia el 7% y la mayoría de los inversores ya evitan la deuda española, el Gobierno encontrará cada vez más difícil refinanciar 98.000 millones de euros de deuda y encontrar otros 52.000 millones para financiar su déficit este año.

Los bancos locales apenas están dando créditos, o los ofrecen a tipos prohibitivamente altos, presionando a las compañías e incrementando el riesgo de una cadena de bancarrotas que podría llevar a la economía al precipicio. Los préstamos totales del sistema bancario al sector empresarial fueron de 44.600 millones de euros a finales de marzo, la mitad del nivel alcanzado durante el boom de 2007, y la contracción continúa casi cada mes, según datos del Banco de España.

Los consumidores están posponiendo las grandes compras y reduciendo el gasto. Los crecientes costes de pedir prestado se han convertido en una obsesión nacional desde la crisis. Los taxistas opinan con conocimiento de la “prima de riesgo” que España tiene que pagar para pedir prestado y los telediarios abren con las últimas cifras. El Gobierno reconoce que la situación es crítica.

Críticas a Rajoy y su papel

En privado, según altos cargos, Rajoy ha estado presionando a Bruselas y Berlín para que el Banco Central Europeo garantice todos los depósitos de la Eurozona con el objetivo de evitar fugas bancarias, para que compren deuda soberana española y así reducir el rendimiento y calmar a los mercados, para una mayor integración fiscal europea y para permitir que el fondo de rescate europeo preste dinero para recapitalizar a los achacosos bancos. El BCE se muestra reacio a las compras de bonos a escala masiva.

“España atraviesa una importante crisis de confianza”, dijo un diplomático. “Los mercados se comportan bien con el riesgo de los precios pero odian la incertidumbre, y justo ahora la incertidumbre está matando a España”, añadió.

Banqueros y medios locales dicen que los pasos en falso de Rajoy están empeorando las cosas en un momento crítico. El presidente del Gobierno, de 56 años, como otros muchos ministros, es de provincias, no tiene experiencia internacional, carece de un conocimiento amplio en economía y habla un inglés limitado.

Una apresurada rueda de prensa de Rajoy el lunes acabó con los mercados aterrorizados por la falta de claridad sobre cómo se financiaría el rescate de Bankia y su insistencia en que los bancos no necesitaban un rescate europeo. Fuentes gubernamentales expresaron su frustración porque los medios no hubieran entendido el “mensaje claro” del presidente.

“Esperaba que el Gobierno hiciera las cosas mejor”, dijo un alto cargo bancario. “En su lugar están actuando sin pensar. No puedes decirle a los mercados que vas a hacer algo y luego hacer otra cosa”.

“¿Dónde están los tecnócratas?”, se preguntaba otro banquero. “Lo que este Gobierno necesita es realmente un buen tecnócrata que tenga la experiencia y el conocimiento para hacer frente a una situación tan difícil como ésta”.

Alemania y el resentimiento español

Analistas y banqueros extranjeros dicen que el Gobierno afronta un gran riesgo al asumir que Alemania, junto con el Banco Central Europeo, hará al final “lo correcto” y vendrá al rescate de España.

Berlín ha liderado la oposición a incrementar el tamaño del fondo de rescate, garantizar todos los depósitos bancarios de la Eurozona, permitir el uso de eurobonos para financiar a los gobiernos y dejar que el BCE compre más deuda gubernamental para reducir el rendimiento.

En su lugar, aboga por la austeridad, invitando a los países del sur de Europa a seguir el mismo camino que tomaron ellos la década pasada: reformas estructurales para mejorar la competitividad, mayor disciplina de gasto y reducción del dinero que se toma prestado.

El resentimiento en Madrid es muy claro. “Los países que están haciendo reformas necesitan una forma de ser reconocidos, en lugar de castigados”, dijo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en una conversación con Reuters. “No es posible explicar a los ciudadanos que lo que ellos ahorran a través de la austeridad tendrá que gastarse luego en pagar más interés por la deuda”.

Algunos altos cargos se refieren a cómo la Unión Europea consiste en una “Unión Alemana más el resto” y los empresarios españoles hacen comparaciones poco atractivas con el dominio de Berlín en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Un punto de vista común entre banqueros, responsables oficiales y diplomáticos es que España es “demasiado grande para caer”. Es inconcebible, aseguran, imaginar la Eurozona sin su cuarta mayor economía. El futuro de España está intrínsecamente vinculado al futuro de Europa. Por eso, Alemania accederá de mala gana a cambiar su curso y permitir que el BCE y el fondo de rescate apoyen a España.

“Puede llegar al límite, puede ser muy malo”, dijo un diplomático de alto rango en Madrid. “Pero Alemania tiene que elegir. Con Grecia no tuvo que elegir. Podría permitirse que Grecia cayera. Pero si España cae, Europa cae. Así que al final tenemos que pensar que Merkel y los talibanes del Bundesbank (el Banco Central alemán) cambiarán de opinión y harán lo que se necesita para salvar a Europa”.

Sáenz de Santamaría dice que se trata nada menos que del futuro de Europa. “Si la UE no refuerza la eurozona con algún tipo de mecanismo, no se trata de quién se va, se trata de la propia UE. ¿Qué es Europa sin el euro?”. Si eso es cierto, aún tiene que verse.

Reuters informó en noviembre pasado de que Francia y Alemania habían discutido en secreto planes para una eurozona “central” más pequeña que integren las naciones fuertes comprometidas con una mayor integración económica.

“Piensan que España es un país muy importante y una parte crucial de Europa”, dijo un asesor bancario en Madrid. “Pero se olvidan de que para los alemanes, España es un país menor, junto con Grecia e Italia”.

 

El Economista

El Dow Jones sigue en las proximidades del soporte

El Dow en las pasadas sesiones al perder el soporte de 12.740 puntos, prosigue con el movimiento bajista, con apoyo en el siguiente soporte en 12.280 puntos.

Inicialmente al producirse el apoyo en el soporte comentado asistimos a la formación de un leve rebote técnico con resistencia en 12.600 puntos, reaccionando nuevamente a la baja.

En el desarrollo de la sesión ha vuelto a cotizar en las proximidades del soporte reaccionando levemente.

Técnicamente la pérdida del soporte comentado confirmaría la continuación bajista con objetivo potencial entre el soporte psicológico en 12.000 puntos y la base del canal bajista.

La primera resistencia significativa a tener en cuenta está situada en los 12.740 puntos.

Los osciladores aunque reaccionan ligeramente al alza desde la zona inferior, muestran por el momento cierto agotamiento potencial.

Más análisis e información en www.eltrading.es

Un saludo

Pedro Damián Muñoz (Bat 23)

 

Niño Becerra: como están ahora las cosas con los bancos

A día de la fecha, y sólo con lo acaecido en Bankia pueden sacarse, en principio y a falta de confirmación cuando pasen / sucedan más cosas ‘con eso de los bancos’, lo siguiente:

– A los políticos, sindicalistas y otros representantes institucionales los van a barrer de los consejos de los entes financieros. Se ha empezado con Bankia, pero pienso que no es más que una avanzadilla de lo que va a suceder. La financiación de proyectos en principio viables -a eso se dedica un banco; a eso es a lo que siempre ha debido dedicarse un banco- es algo demasiado técnico para dejar que opinen personas que no sean técnicas independientemente de su color político. Se ha hecho, ya, y ahora podemos ver en qué contribuyó ese proceder en las consecuencias que se derivaron de todo el tinglado en el que tal proceder contribuyó. Bueno, pues eso: de las cosas técnicas deben ocuparse técnicos, y a eso se va.

– Lo dijo el Sr. De Guindos: lo de las estatuas de sal: ¡sublime!, otros miembros del Gobierno, el Sr. Goirigolzarri, … no se van a buscar responsabilidades por lo sucedido; pues aunque nadie me haga caso estoy en absoluto desacuerdo. Nadie ha sido culpable de lo sucedido: la dinámica histórica, la evolución de las cosas, nuestra condición humana nos ha llevado a donde estamos; ¡pero responsables si ha habido!, organizaciones e instituciones, y pienso que esas responsabilidades deben ser analizadas hasta sus últimas consecuencias para sacar conclusiones, para el futuro y para depurar lo que proceda, pero ahora es más importante hacer otras cosas. Mañana no será igual que ayer, pero en ciertas cosas puede que se le parezca mucho.

– El estado real de la banca española puede que llegue a saberse: que el pueblo llegue a saberlo, a través de una tesis doctoral que sobre el tema alguien haga en el 2056, pero desde luego, hoy no: ni interesa que el pueblo sepa la verdad, ni interesa decirla: por el pánico que podría crear, pero no sólo: no tiene solución. Dijo el Sr. Presidente del Gobierno el pasado día 23: “España no tiene interés ni intención, a fecha de hoy, de acudir a un rescate europeo para los bancos españoles”. Lo crucial de la frase en la que el Sr. Rajoy utilizó magníficamente su profesión de Registrador de la Propiedad: “a fecha de hoy”. Pienso que desde hace un par de años nos hallamos en un lugar en el que a los Estados, cualquier Estado, puede tener, o no, el interés que sea en lo que sea, pero que haga, o no, algo, depende del interés que tengan otros. Recuerden a Portugal -la imagen de España-: el Gobierno del Sr. Socrates hizo de todo para evitar el rescate, pero a Portugal había que rescatarle porque era conveniente que fuese rescatado a fin de que quedasen garantizadas cosas que era necesario garantizar. A la que en España suceda lo mismo, la banca española, en todo o en parte, será rescatada-intervenida por eso, pienso, ese acercamiento del Gobierno a Alemania: quien hoy gobierna ese fondo europeo de rescate.

– Yo sigo con mi pregunta: ¿cuántas bankias hay en España?. Ya tenemos colocada la deuda de un montón de entidades al nivel de la basura: puro producto para mentes especulativas, y según S&P el 30% del crédito concedido por el sistema bancario español es de baja calidad: 0,5 B€. Vuelvo a mi interpretación de la frase anterior, la del Sr. Presidente del Gobierno: No es interesante, de momento, rescatar a la banca española.

– Según las previsiones del FMI recogidas en su Informe de Primavera entre el 2011 y el 2017 España va a aumentar su deuda pública, redondeando, en un 24%. Pregunta: ¿cómo es posible que con los superrecortes de gasto público que en España van a llevarse a cabo y con las subidas de contribuciones fiscales que ya se están produciendo, España necesite emitir deuda por casi 240 mM€?, pues porque entre otras cosas … va a tener que rescatar / salvar / impedir que se hundan un montón de bancos. Bankia, por ejemplo. De entrada Bankia precisa de 19 mM y en el FROB sólo hay 5,4, luego … Y es el principio.

– De todo el affaire Bankia pienso que una de las cosas más preocupantes es, precisamente, una de las que menos se habla. La entidad presentó en el 2011 un beneficio de 305 M € y tras las revisiones llevadas a cabo ese saldo positivo se ha convertido en otro de -2.979 M €. Entre ambos registros existe una diferencia del ¡¡¡¡¡¡¡¡976%!!!!!!!!. ¿Cómo puede cometerse un error de ese calibre?. ¿Cómo se elaboró aquella contabilidad?. ¿Es correcta la nueva?. Otra vez: ¿por qué no se habla de esto?.

– Tal y como lo veo: no es que la Comisión Europea le conceda graciosamente a España un año más para cumplir con el famoso déficit del -3%, sino que se constata que siempre ha estado meridianamente claro que España no podía alcanzar ese -3% en el 2013, máxime teniendo en cuenta que ese -3% ya ha dejado de ser importante siendo la referencia el -0,5% (estructural) en el 2020. En consecuencia la concesión de la CE, pienso, podría ser entendida como un ‘Te sugiero que hagas lo que te indico (las ocho medidas adicionales) a fin de que vayas haciendo lo que debes para llegar al -0,5% en el 2020. Tu ciudadanía las va a pasar más putas, pero me echas a mí la culpa y para que tu ciudadanía trague mejor las cosas les cuentas que te he dado un año más’.

Claro que entonces la pregunta es: ¿qué tiene que hacer España para alcanzar el -0,5% en el 2020?. Si con esa lista de ocho cosas que la CE le sugiere a España le va a servir al reino para llegar el -3% en el 2014, o en el 2015 (los dos años que el Sr. Rubalcaba mencionó en El Debate), ¿se imaginan que tendrá que hacer España para bajar su déficit un 2,5% adicional tras haber llegado al -3%?.  (Por cierto, de entre los ocho puntos ‘sugeridos’, destaca la creación de una entidad fiscal independiente; ¿no les recuerda a la figura del controller en una empresa?).

– Me lo preguntaron y ayer lo dije: en el programa de Carlos Herrera, lo repito hoy: teniendo en cuenta que el BdE recibe toda la información financiera que generan ‘los bancos’ y partiendo de la base de que la entidad está cuajada de profesionales como la copa de un pino, es imposible que el BdE no viera la hecatombe que en estos diez años se ha formado en el sistema financiero español, ¡im-po-si-ble!. (La posibilidad de que todas las entidades remitiesen información falsa durante esos diez años y que le engañasen al BdE no la consideramos).

En consecuencia, tan sólo queda una opción: el BdE vio todo lo que estaba viniendo, pero recibió una llamada de ‘alguien’ en la que le dijo: ‘Si, tenéis razón, pero, ¿sabes?, si no se da todo el crédito que sea preciso dar España no va a crecer, por lo que mejor lo olvidamos’. Y, bueno, España fue bien y más que bien, ¿no?.

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

Lacartadelabolsa.com.

Razones para que España salga del euro antes que Grecia

España es la que tiene más papeletas para abandonar la moneda única.

Así lo cree el economista Matthew Lynn, que en su columna de Marketwatch da hoy seis poderosas razonas que sitúan a España por delante de Grecia en la línea de salida. La Spexit, el abandono negociado de la divisa europea, es un paso “lógico”, ya que hay muy pocas “buenas razones” que justifican su permanencia y “pocas señales” de que tengan intención de asumir los sacrificios que esto supone.

El experto hace un repaso de la actual situación de España, que ha desplazado a Grecia del centro de la crisis periférica ‘gracias’ a la nula recuperación de su economía, que ha entrado en recesión, a las crecientes turbulencias en el sector bancario o a la presión constante de los mercados -que hoy llevan a la prima de riesgo a rozar los 540 puntos básicos-.

El margen de maniobra dentro de la zona euro es escaso, teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo (BCE) se niega por el momento a tomar partido y que Alemania se mantiene firme en su política de austeridad y rechaza la creación de los eurobonos.

Con todos ingredientes, el cóctel es más que explosivo y la mejor opción para España es salir del euro y regresar a su moneda, afirma Lynn, y explica: “La receta de Bruselas y Berlín ha sido la misma para cada país con problemas: soporta una recesión mayor, deja que el desempleo crezca, permite que los salarios caigan hasta recuperar la competitividad”.

Y el resultado ha sido idéntico en todos los casos, tanto Grecia como Irlanda y Portugal han acatado las órdenes europeas, con escasos resultados positivos. ¿Lo hará España? El economista cree que no.

1. Porque España es demasiado grande para ser rescatada:

El experto aplica el ‘too big to fail’ al país. Si la economía española quiebra, no habrá dinero suficiente para rescatarla, tal y como se ha hecho con Grecia.

2. Porque España ya está cansada de la austeridad:

Lynn recuerda que fue en España donde se inició el movimiento de los ‘indignados’ que luego se extendió a Atenas y a otros países, y que esto fue hace ya más de un año. Sin embargo, apunta a que la austeridad “casi no ha comenzado”.

3. Porque España tiene una economía “real”:

Según indica en el Marketwatch, España puede mantenerse por si sola, a diferencia de otros periféricos. “Es una economía de éxito con una base industrial perfectamente respetable”, asegura, por lo que fácilmente tendrá un “futuro próspero” fuera del euro.

4. Porque España es políticamente segura:

En su opinión, muchos países se benefician de la permanencia a la divisa comunitaria de una forma más política que económica, ya sea por motivos de defensa de su identidad nacional, como en el caso de Irlanda, o por mantener su peso en el tablero global, como Francia. Pero esta no es la situación de Madrid.

5. Porque España tiene mayores horizontes:

La dependencia económica con la UE no es tan grande como para otros países. La presencia de España en Latinoamérica ayudará a las empresas a recuperarse del impacto de un posible abandono del euro.

6. Porque el debate ya está en marcha:

“Ya está en marcha un serio debate en España sobre el futuro de la moneda. Muchos economistas y expertos asumen que el verdadero problema es el euro”, explica.

El economista